Mostrando las entradas con la etiqueta 2-5. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta 2-5. Mostrar todas las entradas

Nuestros niños



de 2 a 5 años

Cada semana nos encontramos con un grupo de niños en la escuela dominical, en la hora feliz, en la célula de niños o con nuestros niños en casa. Nos esperan sentados en una ronda o de pie listos para cantar. Conocemos sus nombres y apellidos, sus fechas de cumpleaños, tal vez a sus papás, pero ¿los conocemos realmente? ¿Por qué es importante conocer a nuestros niños?

Porque necesitamos conocerlos para entenderlos. Saber que podemos esperar de ellos y que no. Porque si sabemos quienes son tendremos expectativas reales y evitaremos frustraciones tanto en ellos como en nosotros, sus maestros. Podemos pasar toda la semana planificando la clase, pero si al momento de aplicarla los niños se asustan del títere, o no entienden el vocabulario, o no pueden colorear adentro de la figura o el cuento es demasiado extenso..entonces la frustración será inevitable para ambos.

Por esta razón creo que una de las cosas más importantes es conocer a nuestros niños. Saber las pautas generales y desde allí planificar algunos desafíos para extender esos dominios y acompañarlos en el crecimiento.

Estas son algunas sugerencias de temas según la edad de los niños:

De 2 a 5 años

Reconocen la Biblia como un libro especial; disfrutan tocar y usar la Biblia.

Les gusta cantar canciones de los amigos bíblicos, familia, naturaleza y amigos en la iglesia.

Comprenden que Dios creó las personas, los animales y otras cosas del mundo.

Comprenden que Jesús es especial y ayudó a las personas.

Reconocen la iglesia como un lugar especial.

Tratan de hacer las cosas que agradan a los adultos al mostrarles amor y cooperación.

Comienzan a desarrollar la conciencia y son muy sensibles respecto a los sentimientos de

vergüenza y culpabilidad.

Escuchan con interés las historias bíblicas, pueden identificar algunos personajes e historias.

Debe aprender que Dios le ama, que Dios todo lo creó, que Dios desea nuestro amor.


0
Back to Top