Dinámicas para los primeros días de clase

¿Estamos listos?
Para aprender los nombres 

Me llamo... y me gusta...
Lo primero que tendrá que hacer el profesor es presentarse diciendo su nombre y algo que le
gusta. Por ejemplo: “Me llamo Ana y me gustan los niños”.
Después, uno a uno, irán saliendo los niños y repetirán esta misma fórmula. Por ejemplo:
“Soy Agustin y me gusta jugar al fútbol”; “Soy Martín y me gustan las galletitas”; etc.
Cuando todos terminen de presentarse, el maestro preguntará si recuerdan el nombre de
algún niño y las cosas que le gustaban.

Digo mi nombre
Los niños que acaban de llegar al colegio no se conocen. Será bueno hacer una dinámica
divertida para que venzan la timidez de los primeros días de clase y aprendan cómo se llaman sus
compañeros.
El juego se organiza siguiendo un orden alfabético. Como en el anterior, empieza
presentándose el maestro. Puesto de pie en medio de la clase dice: “Me llamo Ana” y acompaña
sus palabras con un gesto divertido (un salto, un movimiento de los brazos, etc).
A continuación, irán saliendo los niños uno a uno y se irán presentando de la misma manera.
Por ejemplo: “Soy Ángel”, y se va a su sitio volando; “Soy Andrea”, y balancea los brazos; “Soy Luis”, y hace el gesto de cazar mariposas, etc.
Al final se puede hacer como en el juego anterior, comprobar los nombres que han
aprendido los niños.

Toco tu cabeza
Los niños sentados en el suelo formarán un círculo. Empieza el juego el que nombremos
primero. Dirá su nombre a la vez que tocará la cabeza del compañero que tiene a su derecha (con su
mano derecha). Siguen el segundo, el tercero y así hasta que todos han realizado el juego. Ahora se
hace el mismo juego al revés: tocando la cabeza del compañero que tienen a la izquierda con su
mano izquierda.

Otras ideas para hacer los primeros días:
  • Enseñar canciones, leer cuentos y adivinanzas.
  • Jugar a "Simón dice" o al "Teléfono descompuesto".
  • Construir, entre todos, la mascota de la clase y ponerle un nombre. Luego, cada niño se la podrá llevar a su casa una vez por semana. 
  • Realizar un recorrido por el lugar. Podemos contar con algún títere o gusanito "viajero" (realizado con sogas), para que los niños se tomen de ahí y vayan siguiendo el camino. O bien, marcar previamente el camino a seguir en el piso (con flechas, círculos, formas). 
  • Realizar un murar con fotos de los niños.
  • Jugar a la búsqueda del tesoro por el lugar 
  • Bailar al compás de la música.
  • Jugar a la carrera de obstáculos.
  • Realizar una actividad plástica (con crayones, plastilina, fibras). 
  • Entregar a los papás y niños una hoja y crayones con la consigna de que dibujen a su familia. Luego, colocar el nombre de cada niño en el dibujo y colgarlos en el aula
  • Crear un mural con las normas y rutinas del aula.
  • Permitir llevar juguetes favoritos para jugar en el patio o en un momento del día. 
  • Dramatizar un cuento (la docente será la protagonista para dar más confianza).
  • Realizar un gorro de papel de diario, un collar o disfraz y entregárselo a cada niño diciendo su nombre. 











No hay comentarios.:

Publicar un comentario